sábado, 7 de julio de 2012

ESPAÑA EN FIESTAS


Ha comenzado la larga etapa estival y se reproducen toda una serie de ferias y festejos por todo el mapa español. No habrá municipio que no celebre sus fiestas populares y, aunque este año gastemos algo menos, seguiremos acudiendo a los eventos organizados por nuestros miles de ayuntamientos en plazas y barriadas.

Mientras tanto el gobierno de Rajoy se prepara para dar uno de los mayores zarpazos en recortes hasta la fecha y eso que ya van muchos. Aprovechando que el Guadalquivir pasa por Córdoba y que los españolitos estaremos aún celebrando la Eurocopa, tomando un espeto de sardinas o filetes empanados con tortilla en las playas más cercanas, el Consejo de Ministros del próximo viernes promete ser histórico.

El martes 10 de julio, la Comisión Europea nos trasladará su recetario (de cumplimiento obligatorio) para que el PP lo cumpla a rajatabla, sin rechistar. Medidas que el viernes serán refrendadas en la Moncloa y trasladadas al personal mientras degustamos un tinto de verano. Definitivamente parece que el rescate a la banca irá con cargo a la deuda y no directamente a los bancos como habían pretendido vendernos la semana pasada.

A Merkel le cuesta abrir el bolso, pero si lo hace no quiere sorpresas y la garantía máxima la da un gobierno que asuma su deuda con el dinero que saque la alemana incluso aún siendo del monedero. La calderilla de este rescate bancario tiene un yugo más a añadir a nuestro escuálido presupuesto general: 8.000 millones de intereses anuales que tendremos que pagar. A ello habrá que añadir el engañabobos del dinero a entregar a los bancos (cajas), que les servirá, precisamente, para pagar sus deudas con el principal banco alemán y dos bancos franceses. De préstamos, a las PYMES y a particulares, los justos para cubrir el expediente.

Las medidas del próximo viernes, como decía, serán de armas tomar (quizá no sea sólo una metáfora), ya que prevén reducir en 30.000 millones más el presupuesto general del estado, más recortes a la sanidad y a la educación, reducción de una paga extra a los funcionarios, subida de impuestos y una batería de controles a los gastos de la administración descentralizada que hará temblar a las CCAA y Ayuntamientos.

Es un buen mes Julio para estos menesteres. De los pocos días que uno puede respirar vacación, contacto con amigos y actividades lúdicas, donde apenas si encendemos el televisor ni escuchamos la radio. Franco ya lo utilizó en muchísimas ocasiones: “a población dormida, clavada y exprimida”. Pero en esta ocasión el tiro le puede salir por la culata a Rajoy.

Los españoles ya nos estamos cansando de su mal hacer, de los engaños manifiestos que uno tras otro impone cargados de una ideología privatizante y falta de alternativas que podrían aplicarse con facilidad. No hay sólo una salida, sino múltiples y no necesariamente hemos de aplicar aquellas que afecten en mayor medida a la población en general.

Si la prima de riesgo llega a consolidarse en torno a los 600 puntos y el bono a 10 años lo pagásemos al 7%, España está condenada al RESCATE A LA GRANDE (como el órdago) y les aseguro que estamos muy cerca de que se produzca este escenario. Entonces tendremos que decidir en serio si modificamos nuestro actual modelo de estado transformándolo en uno mucho más eficaz, económico y eficiente, eliminando las diputaciones provinciales, mancomunidades, entes comarcales, empresas públicas y fundaciones, unificando ayuntamientos, incluso reduciendo comunidades autónomas.

Modificar todo ello no es ningún drama. Los padres de la Constitución nos plantearon una propuesta organizativa del estado que ha quedado caduca y que, además no podemos pagarla. El ahorro conseguido con todo ello bastaría para evitar el Rescate Grande, pero para ello los viejos y rancios partidos tienen que renunciar a sus privilegios, a sus miles de puestos a cargo de la administración.

Mucho me temo que no querrán hacerlo, que incluso prefieran hundirse con el barco a cambiar el modelo administrativo de nuestro país. Pero han de ser conscientes de que o se realiza un cambio profundo o el Rescate llegará más temprano que tarde.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

A final de mayo asistí a una conferencia de james levy en Mijas y el no tenía ninguna duda de que necesitaríamos el rescate con quita incluida dados los políticos que tenemos, incapaces de hacer las reformas necesarias que supondrían perder cuota de poder. .

José Luis Martínez Hens dijo...

En privilegios no recortan. Lo de las Diputaciones es de pena y lo poco que se le escucha al PSOE con esto. Solo en campaña luego se les olvida, como a IU con la reforma de la ley electoral. Espero que sean sensatos y este viernes no suban el IVA para las actividades turísticas porque eso puede ser muy negativo para uno de los pocos motores que nos quedan.