sábado, 12 de abril de 2014

EL BOCHORNO ANDALUZ

El espectáculo ofrecido por el gobierno de coalición en la Junta de Andalucía, formado por el PSOE e IU, ha sido bochornoso. En cuarenta y ocho horas han estado cien veces al borde de la ruptura de los acuerdos de gobierno, que hubieran dado como resultado la convocatoria de elecciones anticipadas en Andalucía el mismo día que las elecciones europeas. Se ha escenificado con decreto publicado en BOJA que retiraba las competencias de Vivienda a la Consejería de Fomento y con otro decreto que anulaba el anterior decreto. Y aquí no ha pasado nada, todo sigue igual y el pacto de gobierno sale más fortalecido, según los voceros de ambos partidos. Mientras el PP, en un alarde de misericordia, ofreciendo sus cincuenta diputados a Susana Díaz para aguantar la legislatura.

Definitivamente, hemos de creer que nuestros gobernantes piensan que somos tontos, que nos engañan con cuatro boberías, que el tiempo lo borrará todo en nuestras mentes y que ahora con los pasos en la calle nadie se acordará de la pequeña pelea interna que ha sufrido la coalición de gobierno. Pero la cosa no ha sido tan simple.

Susana Díaz sabe que tiene que pasar por las urnas, que aún siendo legal su nombramiento como Presidenta de la Junta de Andalucía, no tiene la legitimidad que da haber sido elegida por los andaluces. Rubalcaba ya le dejó claro en su momento, que no quería unas elecciones andaluzas con las europeas, porque empañaría el posible triunfo sobre el PP el 25 de mayo y eso se lo quería apuntar él de cara a sus primarias de octubre a presidente del gobierno. A cambio, le dio a Susana todo el protagonismo en el PSOE a nivel nacional para que tomase su puesto entre los respetados barones regionales.

Con el lío de las viviendas entregadas de forma irregular y saltándose una lista de más de 12.000 solicitudes en espera, Susana Díaz intentó tensar la cuerda y justificar el adelanto, in extremis, para el 25 de mayo. No le preocupaba porque era lo que ella hubiera deseado, convocar cuanto antes, ganar las elecciones al PP y tener fuerza, revalidada en urnas, para el diseño de partido para los próximos meses. Pero una vez más, Ferraz impone la cordura para los intereses del Secretario General del PSOE Federal: Ahora no tocan elecciones en Andalucía.

A su vez, Izquierda Unida, tampoco tenía ningún problema en que se adelantarán a mayo las elecciones, por lo que se ha impuesto la paz ante la ruptura y se ha pasado de una suspensión temporal de la convivencia a una convivencia temporal de conveniencia, que se traducirá en unas elecciones anticipadas en otoño, muy posiblemente coincidiendo con las catalanas del 9 de noviembre, aprovechando desacuerdos en temas presupuestarios y recordando la herida del lío de las viviendas.


Así que por mucho que vendan ambos que aquí no pasa nada, lo que realmente les pedimos no es ya que hagan cosas por los andaluces, cuestión que resultaría milagrosa, sino que al menos no nos tomen por idiotas mediáticos y sean serios con la población.

sábado, 5 de abril de 2014

IV CUMBRE UE-ÁFRICA.

Los resultados de la IV Cumbre Unión Europea –África, celebrada esta semana en Bruselas, han dejado al descubierto los verdaderos intereses de la Unión Europea en esto de la cooperación al desarrollo con los países empobrecidos. África es un continente olvidado, que ha sufrido y continúa padeciendo innumerables guerras coloniales, tribales, políticas, económicas, etc., y que ha visto como se esquilmaban sus recursos naturales (especialmente los relacionados con la minería y piedras preciosas) manteniendo en la pobreza absoluta a más del 40% de su población.

Hasta el año 2000, no se inicia una acción coordinada y planificada para alcanzar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, marcados por Naciones Unidas, comenzando los distintos gobiernos a plantearse logros sociales y avances en lo económico. En 2013, el crecimiento económico del continente alcanzó el 5,5%, pero no logró reducir las diferencias entre ricos y pobres, aumentando la pobreza extrema y el número de personas que mueren por enfermedades curables.

El VIH-Sida sigue golpeando sin piedad a millones de afectados, mientras las patentes continúan bloqueadas y los retrovirales a precios del primer mundo. La malaria hace estragos en decenas de países y, para colmo, el virus del Ébola, en su versión más mortífera llamada “Zaire”, amenaza con extenderse en varios países como Guinea, Liberia, Sierra Leona y otros.

La mortalidad infantil no se ha frenado y los problemas de mujeres muertas en el parto continúan, la atención médica apenas ha crecido en los últimos diez años y aún queda lejos resolver el problema alimenticio y de desnutrición que sufren grandes capas de la población africana. El empleo no aumenta a pesar de los datos de crecimiento económico, sigue habiendo salarios de miseria y de cuasi esclavitud, que impiden que una familia pueda sobrevivir dignamente con los servicios básicos de vivienda digna, salud, educación, agua, luz, etc. Ellos no se encuentran en “crisis”, porque siempre han vivido en ella.

Miles de personas, sobre todo jóvenes, se aferran a la emigración (legal o no) para buscar un futuro mejor para sus familias en el continente africano. Hoy por hoy, el primer rubro de ingresos en todo el continente lo constituyen las remesas de los inmigrantes que llegan a sus familias desde Europa, suponiendo un 5% del total del PIB africano.

 La Unión Europa ha abordado el problema en la IV Cumbre y ha colocado en primer lugar sus intereses de frenar la inmigración ilegal desde África. Su compromiso de dotar con 28.000 millones de euros hasta 2020 la cooperación con África, lleva incorporada la cláusula de que los países receptores de la ayuda se comprometan a frenar por todos los medios a su alcance la inmigración hacia Europa. Curioso, si tenemos en cuenta que la inmigración ilegal que nos llega desde África a través de las fronteras más utilizadas (Lampedusa, Sicilia, Grecia o Ceuta y Melilla), sólo suponen el 5% de la inmigración ilegal que accede a Europa. El 85% entra por los aeropuertos internacionales y el resto en coche.

Lejos de sumarse a la Agenda Post 2015 que en estos momentos debaten Naciones Unidas y todos los agentes de cooperación internacional (incluidas las ONGD), va a funcionar una ayuda bilateral de la UE con una cooperación directa con aquellos países que logren frenar los movimientos migratorios hacia Europa. Una vez más, los intereses políticos se superponen a los verdaderos planes de cooperación al desarrollo que permitan reducir la pobreza extrema en el continente africano y consigan hacer de la vida en los distintos países una experiencia deseable para no abandonarla.

Hacen falta programas serios de Salud, de Educación (desde primaria a universitaria), diversificación de las economías nacionales que acaben con los monocultivos y la dependencia externa, una apuesta firme por la redistribución de la riqueza, freno a la corrupción y exigencia de buena gobernanza. Respeto a los derechos humanos, avances democráticos reales, equidad entre sexos, poner fin a los conflictos étnicos, territoriales y a los especulativos de empresas extranjeras.

La lucha de Europa por permanecer en África como aliado estratégico se ha reforzado debido a la fortísima presencia de China en el continente. Los chinos se encuentran hoy en casi todos los campos estratégicos del desarrollo africano y Europa continúa perdiendo peso. Mientras tanto la población africana continúa viviendo en la miseria y se ve sometida a los intereses de unos y otros que rara vez los tienen en cuenta.


sábado, 29 de marzo de 2014

LO DEL 22M

A veces es necesario dejar un espacio para poder valorar determinados acontecimientos, al tiempo que se diluye el enfoque del debate sobre la violencia extrema. Tuve el gusto de participar en la marcha por la dignidad el 22M en Madrid, movilización que convocaban 300 organizaciones y que resultó un absoluto éxito de participación. Después de ver la vergonzosa estimación de la Delegada del Gobierno de 39.000 personas, no me atrevería a proponer un número certero, sería imposible, pero no menos de medio millón de personas.

Las reivindicaciones eran de lo más heterogéneo, tantas como colectivos estaban presentes, aunque muchas de ellas confluían en un eje común de cesar con la política de recortes, recuperar el mando político sobre el económico, pensar en social y no en troika, y mensajes parecidos. La indignación es mucha en España y por demasiados motivos. De ahí que resulte variopinto tanto el espectro de participantes como de las demandas.
Como en todo acto de masas, siempre hay algún aprovechado que pasaba por allí y se sube al escenario pretendiendo representar la vanguardia del pueblo. No me explico que pintaba allí Willy Toledo, cuando los protagonistas principales eran los portavoces de las distintas columnas que habían partido de diversos puntos del país. O algún político con mando en plaza que no quería perderse la foto para los anales de la historia. Esta gente no ha aprendido todavía que cuando se convoca al pueblo a manifestarse no pueden pretender asumir ningún tipo de protagonismo, ya que desvirtúan la verdadera motivación personal y colectiva de cientos de miles de participantes.

La manifestación fue un verdadero éxito: familias con niños, gente mayor, jóvenes, de todos los lugares de España que se esmeraban en hacer saber a los demás, con un ambiente alegre, casi festivo, con demandas muy claras y contundentes sobre una situación social que se presenta demasiado insostenible para millones de personas. Demandas que merecen la pena continúen en el debate político, social, comunitario en una España que nunca ha dejado de ser reivindicativa y cuyos actuales representantes políticos tienen el deber y la obligación de cambiar de paradigma por el bien común.

Todo lo que pasó después, ataques violentos, enfrentamientos, pedir documentaciones, policías heridos y violentos detenidos y también heridos, ya ha sido analizado concienzudamente, incluso dejando muy al margen el verdadero objetivo de la marcha. Quizás eso era lo que pretendían unos y otros.


La llamada de atención que supone una participación tan amplia en la convocatoria debería ser un revulsivo para nuestra dormida casta política. Hay que acercarse a los problemas de los ciudadanos, sentir la calle, contrastar programas e ideologías con propuestas y con ideas. Si los políticos abandonan o se alejan de la ciudadanía, los ciudadanos acabarán por abandonar a los políticos y esa espiral suele tener resultados muy peligrosos.

sábado, 15 de marzo de 2014

RUSIA ADELANTE.

Putin ha dejado claro que lo del fin de la guerra fría era un espejismo. El tablero geoestratégico ayudaba a impulsar políticas de antaño, recuperar territorios y salvaguardar enclaves prioritarios en su política energética. La debilidad institucional en Ucrania, la inestimable ayuda de una Unión Europea dormida, aletargada con sus problemas económicos y una excesiva dependencia de los países más importante del gas ruso y Estados Unidos con frentes abiertos en medio mundo y con pocas ganas de ensalzarse en una nueva guerra.

Son varías las ex repúblicas soviéticas que tienen muchísimos habitantes rusos, las principales Ucrania y Moldavia, aunque no hay que olvidar las euroasiáticas, que aún encontrándose en minoría son unas minorías muy potentes. EEUU ha desplegado aviones de combate en Polonia y la OTAN ha asumido tareas de control aéreo con clones. A pesar de que todas sus bases en Europa y la flota en Atlántico y Mediterráneo se encuentran en “alerta máxima”, está claro que el desenlace de la crisis se decidirá en las mesas de negociaciones.

A nadie le interesa en estos momentos una guerra en Europa excepto a las empresas armamentistas que se ponen las botas con la simple posibilidad de conflicto. La Unión Europea no tiene ninguna fuerza para negociar ni imponer nada. Si Putin corta el grifo del gas, Alemania y otros países europeos se morirían  de frío. Los teléfonos rojos de Obama y Putin echan chispas para dialogar sin demasiadas amenazas mutuas, De eso de invadir países saltándose la legalidad internacional ambos mandatarios saben demasiado. Así que entre bomberos no se pisarán mucho la manguera. Pero hay que dar la imagen de que están echando un pulso. Putin se quedará con Crimea y será anexionada a Rusia sin ningún remedio y ya ha anunciado el Kremlin que como se pongan tontos en occidente irá a por Moldavia. Dos por el precio de una.

El tablero no puede saltar por los aires y Rusia utilizará su derecho a veto en las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El imperialismo ruso, camuflado de nacionalismo doliente, se ha planteado salir del armario y situarse de nuevo en la escena internacional como un potente jugador. Sus intereses son muchos y su desvergüenza también. Pero Estados Unidos tampoco está para dar muchas clases de moralidad en estas lides pues su currículum muestra que es el campeón de los despropósitos. Los chinos encantados con el conflicto, del que se mantienen al margen, ganando así un tiempo precioso para continuar con su imparable crecimiento y ganando cada día en presencia internacional, mientras Europa continúa dormida como un enorme parque temático de monumentos y tradiciones culturales, sin ningún peso político.
Esta no ha sido la primera y tampoco será la última. Lo que nos queda que ver en los próximos años resulta, cuanto menos, preocupante.