domingo, 13 de marzo de 2011

LA PRIMERA ENCUESTA REAL.

El próximo 22 de Mayo tendremos, además de más de 8.000 alcaldes, decenas de miles de concejales, 13 presidentes de comunidad autónoma, y cientos de diputados autonómicos, el primer dato real de hacia dónde se orientará el voto en las próximas elecciones andaluzas y generales del 4 de marzo 2012. Después de todos los sondeos, barómetros, encuestas y predicciones, ese día obtendremos el dato más fiable, el del voto libremente elegido del ciudadano, para optar por los partidos que quieren les representen en esto de la gestión de lo público. En ese momento, faltarán nueve meses para la convocatoria electoral de Andalucía y para el Congreso y Senado. Todo ello si los resultados de Mayo no obligan al partido en ambos gobiernos a adelantar los comicios citados. Nueve meses, el tiempo de un embarazo en el que se irá gestando el alumbramiento de una recomposición de las fuerzas de poder y que culminará con la decisión de quiénes habrán de conducir los designios andaluces y del estado español para los cuatro años siguientes. La ciudadanía, que no está cansada de democracia sino de partidocracia, tiene en su mano y en su elección responsable cambiar la triste realidad en la que ha caído nuestro modelo de estado, apostar por savia nueva, romper de una vez con el bipartidismo absurdo que ha colocado al país al borde del precipicio político y optar por recuperar su responsabilidad de control sobre los políticos y sobre las políticas. Puede hacerlo y tiene opciones. Unión, Progreso y Democracia, el partido de Rosa Díez y de miles de personas más, apuesta de forma irrenunciable, por una regeneración democrática en la vida política de nuestro país. Dibujar un escenario tanto en el Congreso como en Andalucía de ruptura con las mayorías hegemónicas de los bloques sustentados por los actuales partidos mayoritarios y que tanto daño han hecho a nuestro sistema democrático. UPYD, ha conseguido presentar candidaturas a las 13 comunidades autónomas y en más de 200 ciudades y municipios para los comicios del 22 de Mayo. Se ha realizado un esfuerzo enorme en una organización política nueva y con escasos recursos económicos para poder llegar al máximo de población posible y dar así la oportunidad de que los ciudadanos apuesten por este cambio real. Un cambio real que significa la alternativa necesaria, no la alternancia sin remedio, porque en la alternancia unos se cambian por otros pero los males instalados en nuestro sistema casi no se modifican. Por eso es necesaria una alternativa a lo que hay, recuperar la ilusión y el sentido de responsabilidad de lo que significa el ejercicio de la gestión de lo público, haciéndolo UPYD desde la participación de miles de ciudadanos cansados de soportar las ineficacias y malas prácticas de los partidos mayoritarios. Recuperar una visión de Estado, con mayúsculas, afrontando una nueva era en que nos enfrentamos a retos de gran calado y a problemáticas económicas y sociales de mucha importancia, la mayoría de ellas creadas por los actuales gobernantes, por acción u omisión. Por eso es importante que en el próximo barómetro real, que serán las elecciones del 22 de mayo, Unión, Progreso y Democracia pueda obtener un respaldo importante de la ciudadanía, ya que es el único voto útil para transformar la realidad en la que estamos inmersos. Apoyar sus candidaturas como reflejo de la opción ciudadana de no resignarnos a elegir entre lo malo y lo peor, a elegir entre lo añejo y lo vetusto. Será a partir de ahí cuando podamos sentir el peso real del apoyo para afrontar con ilusión la siguiente contienda electoral en Andalucía y en España, donde UPYD será la nueva fuerza determinante para poner en marcha los mecanismos de regeneración democrática que tanto necesitamos.

2 comentarios:

Gavroche dijo...

Pues que tenga una horita corta, porque para los ciudadanos está siendo una agonía. De modo que vamos a usar las urnas cual partera... y alea jacta est. Ya sabremos si es niño o niña.

Gavroche dijo...

Es que las nuevas tecnologías todavía no dan para adelantarnos tanto...