sábado, 2 de abril de 2011

LA CUARESMA POLÍTICA

Comenzamos el mes de abril, en plena cuaresma, preparándonos para la Pascua y la semana de pasión. Las cofradías se afanan por decorar sus tronos y pasos para la semana santa y el resto del personal a planificar unas posibles mini vacaciones hasta donde aguante el bolsillo. En la hermandad del Gran Poder, los socialistas dibujan las estrategias de su figura principal, el Cristo de las Penas, mientras los hermanos de la cofradía popular sabinera del Santo Reproche, continúan cascando a diestro y siniestro a ver qué pillan. Su pilar fundamental, Rajoy, más conocido en Andalucía como el “Illuminati” por su verborrea y gracia sin parangón, se va a arrancar por saetas en el momento en que se anuncie la condena a la crucifixión o la auto inmolación a lo bonzo del peor gobernante que hemos tenido en este país. En este particular vía crucis no podemos perdernos la gran cantidad de estaciones que tendrá el mismo. Especialmente aquellas donde Zapatero del Gran Poder es ayudado por el Cirineo para levantar la cruz. El poder judicial le va a echar un cable en su camino al calvario para que en su dolor mantenga algunas sonrisas y no pierda el talante. Mientras, comienza un programa de procesiones sucesorias en el agonizante PSOE, con la intención objetiva de recuperar el partido en los próximos cuatro años. Sus figuras procesionales están siendo pulidas, limpiadas, adornadas, para que puedan soportar un largo periodo en los cuarteles de invierno. Las cofradías socialistas andaluzas del Perpetuo Socorro y del Cautivo y Rescatado, se encuentran ahora sin salvavidas para aliviar el hundimiento de sus tronos y sus hermanos se han cambiado a la hermandad de la Santa Mortaja. Mientras Arenas, capillita de primer nivel, que siempre fue hermano de la Quinta Angustia, se ha apresurado a cambiarse a la hermandad del Buen Fin. A pesar de no ser muy proclive, Griñán no quiere ver las procesiones este año desde el balcón, y saldrá en el paso del Cristo de la Amargura, para no ser menos que muchos de sus compañeros y repetirá el martes santo con la del Cristo de la Bofetá, haciendo doblete en su penitencia. Rosa Aguilar desfilará con la Esperanza de Triana y Mar Moreno lo hará con la Macarena, a ver quién puede más. Pizarro, que está más perdido que el barco del arroz, no sabe si salir con Jesús Despojado o con el de Las Siete Palabras, porque más no utiliza, pero tendrá que decidir pronto porque espacio para los hermanos quedan pocos. Yo no voy a salir en procesión, nunca lo he hecho, ni siquiera ir a ver los pasos, pero este año no me lo quiero perder. Me gustaría ver el viernes santo qué figura han puesto en El Cachorro, porque igual nos llevamos alguna sorpresa. Pues nada a preparar con gusto las vacaciones de semana santa y el que pueda mientras que haga campaña a favor de UPYD y se deje de pamplinas.

1 comentario:

Maria Pineda dijo...

Ojú!! Vaya repaso semanasantero!! te ha quedado "bordao"! jejejeje